miércoles, 15 de octubre de 2014

Los Epígonos de Rembrandt (I): Gerrit Dou: Lo cotidiano al detalle - GALERÍA: Gerrit Dou






El epígono es una suerte de portador de la llama sagrada fundacional.
En el arte, la carrera de relevos que suponen las escuelas y los estilos,
es más bien una cascada que va cayendo en escalones —los epígonos—,
que a veces se remansa y otras se abisma en un gran salto.
La llama, la corriente, sin dejar de ser fuego o agua,
se amoldarán a las características propias de cada soporte o cauce.
Ninguna llama es idéntica a otra, ningún río es copia de otro.
Cada uno tiene su singularidad, pero todos son fuego, todos son agua.
De las cosas de este mundo. Héctor Amado


De Epígonos e imitadores

.....Un epígono es un seguidor o un continuador de un determinado estilo, escuela, o proceder respecto a otro (u otros) preexistente, que se considera fundador. Son famosos los epígonos de Alejandro (el Magno), que heredarían de aquél, a su prematura muerte, el Imperio y continuarían (hasta cierto punto) la labor ecuménica cultural emprendida por el macedonio: a eso se le llamó Helenismo. Los seguidores del filósofo sofista Pitágoras proclamaron y divulgaron las enseñanzas del gran pensador matemático, adoptando no sólo la cosmovisión de aquél, sino incluso su forma de vida vegetariana como parte de la dimensión humana del individuo: a esta escuela se la llama pitagorismo. Existe un caravaggismo que nos ilustra sobre aquellos pintores que siguieron sus innovaciones pictóricas barrocas, concretamente su estilo tenebrista, naturalista o descarnadamente realista, enfocado en el claroscuro de colores fuertes y líneas dinámicamente dramáticas. En unos casos se produce una simple imitación del estilo o carácter fundacional (de Alejandro, de Pitágoras, de Caravaggio), un dejarse llevar por la inercia del primer impulso o la onda expansiva original; en otros casos se trata de un continuismo de las líneas maestras o del marco de referencia establecido, pero en el que se desarrolla o expresa la voz personal del epígono o continuador, aportando su propia impronta. El epígono, pues, siendo un continuador, en algún momento o punto del camino señalado por el fundador, diverge, por personalización, para formar una nueva ramificación (como una especie de afluente inverso de un cauce fluvial). Los epígonos se parecen en lo esencial a su maestro (o maestros) pero aportan una distintiva diferencia, la suya, la que les es propia.

.....En cambio un imitador, carente de originalidad, se limita a copiar de un original. El imitador es obediente (a un estilo, un carácter, un modo de ser fundacional) porque no puede no serlo; si lo deja de ser, en ese mismo instante, lo que se abre ante él es un vacío imposible de llenar (pues falta una personalidad). El imitador es alguien mientras imita; más allá, el fracaso. Los hay extraordinarios, casi tan buenos como los originales (algunos —muy pocos— incluso capaces de confundir o engañar a los más conspicuos críticos), pero la mayoría no dejan de ser otra cosa que cajas de resonancia (a veces distorsionadoras) de la voz original; cajas de resonancia sin voz propia.
.....En cambio un epígono la posee, y si sigue o continúa la labor fundadora lo hace por convencimiento e identificación; al principio su propio camino no se alejará ostensiblemente del marcado, para con el tiempo, a medida que su propia voz se enseñorea de su creatividad, ir matizando aquel impulso inicial, aquella voz original, con las inflexiones que le son personales. Y esto es así en cualquier campo u orden de la actividad humana. 

.....Rembrandt no dejaría una escuela como Alejandro, Pitágoras o Caravaggio, pero sí influyó de manera determinante en la pintura por venir. Soberbio epílogo del barroco (junto a Jan Vermeer) en los Países Bajos, cuya Escuela Flamenca rivalizaría con venecianos, florentinos o romanos. No existe, pues, algo parecido al rembrandtismo, pero sí muchos pintores que absorberían de él esencias por el exhaladas. Tuvo el de Leiden a lo largo de su tumultuosa carrera muchos alumnos, durante cuarenta años impartió enseñanzas a casi todo el que quería llegar a ser alguien en el mundo de la pintura del norte; si en vez de haber tenido una vida plagada de contratiempos y zozobras, hubiera sido un triunfador nato (apenas le duraría diez años esta condición), como Rubens por ejemplo, es posible que todo hubiese sido distinto. Pero también es más que probable que Rembrandt no hubiese sido el Rembrandt que conocemos. El deseo de independencia, primero, y la necesidad de dinero a la que estuvo condenado a partir de 1642 (con 36 años), después, le indujeron a admitir alumnos en su taller para financiarse. Por lo que si la prosperidad hubiera nutrido su vida profesional y personal, menos alumnos habrían pisado su taller; al tiempo que quizás nos hubiese privado del Rembrandti más psicólogo, más intimista, más descarnado, más humanamente fatalista. 

.....Su primer alumno, probablemente, haya sido el mejor de sus epígonos. Gerrit (o Gerard) Dou entró en el taller de Rembrandt, en Leiden, en 1627, cuando el ya maestro no contaba más de veintiún años y él no llegaba a quince. Nacido también en Leiden, en 1613, Gerrit Dou llevaría a cabo toda su vida profesional en la Ciudad-llave. Permanecería en el taller de Rembrandt durante tres años, en los que absorbió gran parte de las innovaciones de éste en el terreno del claroscuro y la composición, del color y de la perspectiva, pero acabaría diferenciándose de él por un sello personal en el detallismo con que llevaba a cabo sus obras y en el formato, pues un tal detallismo es más propio de tamaños de lienzo pequeños que de grandes formatos. Podría decirse que ésta es su gran característica, la de la obsesión por el detalle (lo que llevaría a que no prodigara su faceta retratista, parece ser porque ñlos retratados no estaban dispuestos a someterse a las largas sesiones de posado que el estilo y la técnica de Dou exigían. Otra de sus peculiaridades es el motivo y la composición: se trataría de un pintor de escenas de género, de un registrador de la realidad doméstica y ordinaria. 

.....Por un lado, su obra puede clasificarse en base a sus composiciones (abundan las escenas representadas a través de una ventana, un arco, un umbral o enmarcadas por un cortinaje recogido; también las presentadas a la luz de las velas o las lámparas —luz artificial en todo caso—, donde maneja el claroscuro de forma, para algunos, no igualada; otra forma frecuente son las vistas de interiores, con planos generales de una estancia, donde se desarrolla una acción que refleja la vida corriente o doméstica); pero también por los motivos (aquí las criadas que asoman por los ventanales, los umbrales o los arcos; las visitas del galeno a los enfermos —ya sea la del dentista—; las tiendas de productos alimenticios —donde se mezcla la naturaleza muerta con personajes vivos; el tema educativo, la figura del maestro y la de la escuela; la vida eremita; los músicos —sean violinistas o trompeteros, etc); así mismo cabe establecer una diferenciación entre el brillante colorido de las escenas diurnas —sean de interior o de exterior— y los ocres dorados, anaranjados y amarillentos de los claroscuros iluminados a la luz de las velas o del fanal. En los retratos cabe apreciar connotaciones con su maestro, aunque no su profundidad ni su intensidad. En cuanto al autorretrato, al modo de Rembrandt, aunque mucho más comedido, puede seguirse su evolución fisionómica a través de los años. Desde aquel primer autorretrato que se hiciera en 1631, hasta los postreros realizados al final de la década de 1660, vemos cómo va evolucionando una primera figura, más bien delgada, hacia una imagen más oronda y pletórica. En todos casos se trata de la figura de un hombre satisfecho.

....Abundan en la meticulosidad con que trabajaba Dou un par de detalles técnicos: se cuenta que para lograr esa fidelidad al detalle que tanta fama le dio, se elaboraba él mismo los pinceles, adaptándolos a los requerimientos y necesidades de su trabajo casi de miniaturista. El segundo detalle, que no es personal pues ha sido ampliamente utilizado, es que gustaba de mirar la escena a retratar a través de un marco cuadriculado con hilos de seda, por mejor ubicar los detalles correspondientes a cada sector enmarcado. A pesar de esta meticulosidad, sus obras no acusan la rigidez propia de un sistema tan metódico, sino que se nos presentan plenas de naturalidad, gracia y frescura. Podría decirse que Gerrit Dou alcanza, por medio de la minuciosidad y la precisión, recrear el descuido con que de ordinario se nos presenta la realidad.
.....Ya en vida sus obras alcanzaban altos precios en el mercado del arte (de hecho, más altos que los de su maestro Rembrandt), valoración que siguió observándose hasta mediados del siglo XIX, en que fue despareciendo, con la llegada de las vanguardias impresionistas, el gusto por el detalle. No sería hasta un siglo después, ya rebasado el ecuador del siglo XX, que Gerrit Dou iría recobrando la valoración original. Hoy en día, las pocas obras que llegan a las subastas, se cotizan en cantidades de de seis ceros.
.....Epígono de Rembrandt, su primer alumno, Gerrit Dou gozaría en vida del éxito profesional y personal que parecía esquivar a su maestro. Hoy en día no admiten comparación, pero sí, al menos, una mención honorífica al valor intrínseco, y no comparativo, que el alumno aventajado posee.

-o-o-

GALERÍA


Gerrit (Gerard) Dou
1613-1675


INTERIOR SCENES


.
The Dropsical Woman, 1663
.
The Dropsical Woman, 1663
.
A Woman playing a Clavichord, c 1665
.
Woman playing a Clavichord, c 1665
.
A Young Woman at Her Toilet, 1667
.
A Young Woman at Her Toilet, 1667
.
A Young Mother, 1658
.
The Young Mother, 1655-60
.
A Interior with Young Violinist, 1637
.
A Interior with Young Violinist, 1637 (after Gerrit Dou)
.
The Quack, 1652
.
The Quack, 1652
.
.o.

NUDES

.
Woman Bather
.
Woman Bather
.
Soldier Bather
.
.o.
.
THROUGHT THE WINDOW
.
The Dutch Housewife, 1650
.
Woman Pouring Water into a Jar, 1642-46
.
Maid at a Window, c 1660
.
Maid at a Window, c 1660
.
A Doctor Examine Urine
.
A Physician, 1653
.
A Physician, 1653
.
A Physician, 1653
.
The Urine Doctor
.
Trompeter Player in Front of a Banquet, 1660-65
.
A Fisherman's Wife, 1653
.
Girl Chopping Onions, 1646
.
Girl Chopping Onions, 1646
.
Girl with a Basquet Fruits at Window, 1657
.
Der Alte Schulmeister, 1671
.
A Poulterer's Shop, c 1670
.
A Poulterer's Shop, c 1670
.
An Old Woman and a Boy with Herring, 1665
.
Woman Peeling a Carrot, d.u.
.
Kitchen Maid
.
Cook at the Window, 1652
.
Herring Seller
.
A Woman at a Window with a Copper Bowl of Apples and a Cook Pheasant
.
A Young Girl at a Window Ledge with a Cat and Mouse-Trap, 1670-75
.
Woman at a Window with Grapes, 1670's
.
Cook with Bunch of Grapes
.
 
Young Girl with a Perroquet in a Niche, 1670
.
Old Woman Watering Flowers, n.d.
.
The Grocer's Shop, 1647
.
The Grocer's Shop, 1647
.
The Grocer'sShop: a Woman Selling Grapes, 1672
.
Young Woman on a Balcony
.
Young Woman on a Balcony (detail)
.

Violon Prayer, 1653
.
The Violinist, 1665
.
.o.
.
CANDLE LIGHTS
.
Astronomer by Candlelight, 1657-59
.
An Evening School, 1655-57
.
The Night School, c 1660
.
A Couple Reading by Candlelight, 165-1675
.
Card Players at Candlelight, 1660
.
Girl with Burning Oil Lamp
.
Old Woman cutting Bread, 1655
.
The Dentist, 1660-65
.
Scholar with Globe
.
The Astronomer, 1650
.
A Hermit, 1661
.
Old Woman with a Candle, 1661
.
.o.
.
MISCELANEA
.
.
The School Master, 1645
.
The School Master, 1645
.
Prince Rupert of  the Palatinate and His Tutor, 1631
.
Anna and Blind Tobit, 
.
A Spinner's Prayer, d.u.
.
A Spinner's Prayer, d.u.
.
Grace before Meat
.
A Young Girl Playing a Clavichord, n.d.
.
Woman reading the Bible, 1645
.
Old Master in His Studio, 1675
.
A Tooth Extraction, 1630-35
.
Man with Easel
.
Old Man Lighting a Pipe
.
The Hermit, 1670
.
The Hermit Praying, 1670
.
Artist in His Study, c 1630
.
The Old Scholar cutting His Pencil Quill
.
Still Life with a Boy Blowing Soap-Bubbles, 1635-36
.
A Seleeping Dog Beside a Terracota Jug, a Basket and a Pile of Kindling Wood, 1650
.
The Silver Ewer, 1663
.
Still Life with a Candle Stick and a Watch
.
Still Life with Armour, shield, halberd, sword, leather jacquet and drum, c 1675
.
.o.

PORTRAITS AND SELF-PORTRAITS

.

A Bearded Old Man, 1665-70
.
Astronomer, 1628
.
The Moneylender, 1664
.
Officer of the Marksman Society of Leiden, 1630
.
Old Woman singing,1660-76
.
Old Woman singing,1660-76
.
Old Woman unreeling Threads, 1660-65
.
Portrait of a Couple in a Lanscape, d.u.
.
Burgomaster Hasselaar and His Wife, 
.
Portrait of a Woman Reading, 1630-35
.
Rembrandt's Mother, c 1630
.
 
Portrait of a Man, 1635-40
.
Portrait of an Old Lady (The Painter's Hunt)
.
Portrait of a Young Man, n.d.
.
Portrait of a Young Man
.
Head of a Youth, 1650
.
The Artist Mother
.
Self-Portrait, 1631
.
Self-Portrait, 1640-50
.
Self-Portrait, 1640-50
.
The Artist in His Study, 1645-50

.
The Painter in His Studio, 1647
.
Self-Portrait, 1645-50
.
Self-Portrait, 1657
. 

.
Self-Portrait with a Palette in a Niche, 1660-1665
.
Self-Portrait, c 1663
.
Sel-Portrait, 1665
.

.
-o-o-o-